Está claro que la personalidad y, por consiguiente, el comportamiento del vendedor frente al cliente es básico para la venta en ese momento y también para las siguientes.

Ese comportamiento está dentro de la marca personal del vendedor y, como digo, es fundamental. En este sentido podemos establecer ciertas pautas para tener mayor éxito en las interacciones con los clientes:

  1. Se mensajero de buenas noticias y no de malas. Está demostrado que si sueles traer noticias negativas, por la ley de la asociación mental, el cliente te relaciona con esas noticias. Surge lo que se denomina en PNL un anclaje. Del mismo tipo que cuando hueles a una flor o el césped o el mar, recuerdas situaciones, tu imagen, tu perfume, etc. Le llevará al cliente a recordad situaciones negativas.
  2. Buen humor. Ten buen humor y siempre busca la sonrisa y el divertimento. No digo que sea un bufón, o un graciosillo, digo que seas divertido, que sonrías, que busques momentos de diversión. Si mantienes esa actitud, ocurrirá el efecto de la asociación mental pero a nivel positivo.
  3. No hables mal de nadie. Si eres capaz de hablar mal de alguien que no está presente, eres capaz de hablar mal del cliente cuando él no esté. Eso puede pensar y además… no estás para criticar a nadie delante del cliente… estás para vender.
  4. Recuerda el nombre de tu cliente… ¡Y de todo su personal! Si cuando llegas a un negocio, saludas a todo el personal, no solo al jefe de compras o dueño, sino a todos y llamándoles por su nombre… tendrás aliados cuando no estés presente. Serás bienvenido al local, si además te entretienes y te interesas por ellos, puedes obtener muchos beneficios: al caerle bien, les gustará vender tu producto, te defenderán ante la competencia… serás algo más que el vendedor de la firma X.
  5. Ten detalles de vez en cuando. Lleva unos donuts, un café, camisetas, muestras de regalo de vez en cuando. Sin que te pidan nada. Regala para ser regalado. La ley de la influencia del compromiso establece que, si tu regalas algo, el que recibe el regalo, la mayoría, tendrá un sentimiento de deuda hacia ti y te lo pagará de la manera que pueda.
  6. Sé sincero y hazlo todo por trabajar en un entorno mejor. Tu profesión es vender y vender en relaciones humanas. Se amable, sincero, no mientas y no actúes solo por interés… si así lo haces, se te verá el plumero y no serás bienvenido. Si lo haces de corazón… venderás más porque la gente querrá comprarte a ti, venderás más porque eres una buena persona.

Stezano