Toma el control en tu entrevista de trabajo

Que nos llamen para una entrevista de trabajo hoy en día ya es todo un logro en un proceso de selección. Significa que al menos le hemos parecido interesante al seleccionador. En la siguiente fase buscan conocernos, y cuando tenemos ya algo de experiencia y recorrido debemos saber que nuestro discurso tiene que adaptarse al tipo de entrevista que hagamos.

Si es para un puesto de director comercial, claramente debemos darle más protagonismo a la experiencia que tengamos trabajando en equipo y liderando grupos comerciales.

Teniendo esto en cuenta, te damos una serie de consejos.

7 Consejos que te ayudarán en tu entrevista de trabajo

  • Estudia la empresa antes de la entrevista. Probablemente te harán preguntas sobre ella, y es lógico que conozcas al menos la imagen exterior de la empresa donde quieres trabajar.
  • Si puedes, investiga también a la persona que va a entrevistarte, es crucial saber delante de quién te vas a sentar, porque esa es la persona que va a decidir si pasas la fase o no.
  • Saluda con un buen apretón de manos, firme pero sin tensión, que dure lo que tiene que durar, mantén el contacto visual y no olvides sonreír.
  • Trata de hablar con seguridad, es preferible que sepas controlar las pausas y respires pausadamente, mostrarás confianza.
  • Controla los gestos, ya que como sabemos el lenguaje corporal es muy importante y suele delatarnos. Cuando estamos nerviosos tendemos a desarrollar tics, tocarnos la nariz, etc., y el entrevistador lo sabe.
  • Prepárate las “preguntas trampa”, todos sabemos cuáles son y es ahí donde dejarás entrever tu personalidad, tus inquietudes y tu desempeño. Desde las preguntas más personales “¿cómo te describirías a ti mismo? ¿qué dirían tus amigos de ti? Fortalezas y debilidades…” hasta las más técnicas como las preguntas de situación “¿cómo atajarías este problema?”, es importante que en todas ellas no pierdas de vista el puesto al que estás optando y las cualidades que sepas que son necesarias para desempeñar ese rol, sin perder la naturalidad.